Pages Navigation Menu

Un pasado posible, un presente probable.

Ocho Venado

Ocho Venado

ocho venadoOcho Venado Garra de Jaguar fue un gobernante ñuu savi («mixteco), un personaje eminentemente legendario que sin embargo es una figura de gran peso en la historia de los conflictos dinásticos de la región oaxaqueña. En mixteco su nombre es Iya Na Cuaa, Titnii Cuiñi. Nombrado de acuerdo al día de su nacimiento, ocurrido en un año 12 Caña (1063 d.C), este príncipe fue hijo del señor 5 Lagarto Lluvia de Sol y la señora 11 Agua Pájaro Precioso, de Tilantongo o Ñuu Tnoo. Los códices mixtecos registraron su vida como una serie de eventos portentosos desde sus siete años, situándolo incluso entrevistándose con deidades o al menos sus representantes, como la Señora 9 Hierba, guardiana del un lugar identificado con el actual Mitlantongo o Dzadaya para solicitarle el don de la gloria y el poder.

El joven 8 Venado habría comenzado desde muy joven su entrenamiento para llevar a cabo el juego ritual de pelota, mediante el cual se podían resolver conflictos a favor del ganador sin tener que recurrir a la fuerza, como sucede varias veces para la formación de alianzas. Pero sobre todo se preparaba para el combate, con maestros experimentados en las artes marciales y en la estrategia militar, ya que los soberanos eran también los grandes capitanes que defendían su señorío, además de que buscaban expandir su territorio por medio de la guerra. Más allá de lo legendario de la vida de 8 Venado, esto habla de una dinámica muy real de lucha por el poder entre los señoríos mixtecos.

El joven 8 Venado participó en batalla con sus hermanos y a los dieciséis años logró su primera conquista, a la que sucedieronn otras más. Diestro y hábil jugador de pelota habría ganado en un partido, sin necesidad de combate, el señorío de Tututepec. La fama de sus hazañas llegó incluso a oídos de los señores toltecas, los sami nuu de Ñuu Coyo, o sea, Tollan Cholollan. Al poco tiempo 8 Venado buscó acercarse un noble tolteca de aquella ciudad, el señor 4 Jaguar Cara de Noche, para poder confirmar su señorío en Cholollan, así que fue a su encuentro para escoltarlo hasta su ciudad. Por un tiempo en adelante, este señor se convertiría en su aliado y compañero de armas. En el camino a Cholollan fueron realizando conquistas, y la más importante sería la del Cerro de la Luna o Yucu Yoo, que posiblemente se localizaba en la Mixteca Baja, en Tierra Caliente o Ñuu Iñi. Finalmente, al día siguiente de su llegada a Chollollan, se le colocó la joya de turquesa, la nariguera que lo confirmaba como parte de la nobleza tolteca y le permitía finalmente acceder al estatus de gran señor o Iya Cahnu. Después de unos días regresaó a la Mixteca, encaminándose hacia la capital de su padre, Tilantongo, donde entraría triunfante a tomar posesión de la soberanía del Ñuu.

Al año siguiente, 8 Conejo (1046 d.C.), 8 Venado, Garra de Jaguar y sus compañeros emprenden un viaje a la costa para aventurarse en el mar, llegando a conquistar islas y pueblos costeros, especulándose si habría llegado a territorios mayas. Durante una década más, el señor 8 Venado seguiría sus victoriosas campañas, unificando las tres Mixtecas (y sus tres capitales: Tilantongo de la Mixteca Alta, Teozacualco de la Baja y Tututepec de la Costa) sus conquistas alcanzarían la cifra de 94 ciudades. Finalmente, sin embargo, cayó en una emboscada de su adversario 4 Viento (según unas versiones, hijo de la señora 6 Mono vencida y sacrificada por 8 Venado; según otras fue la propia 6 Mono quien derrotó a 8 Venado) y falleció en un año 12 caña (1115 d.C.) al serle extraído el corazón, a la edad de 52 años, los años que toma cerrar un “siglo”, un ciclo de tiempo mesoamericano, a lo largo del cual 8 Venado Garra de Jaguar impuso su poder en una región tan heterogénea y aguerrida como lo era la Oaxaca mixteca, un mérito que pese a la innegable leyenda de que fue objeto su figura, sin duda requería de cualidades de líder y guerrero que debían ser reales.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *