Pages Navigation Menu

Un pasado posible, un presente probable.

MEZCAL ES UNA BEBIDA PREHISPÁNICA

CONFIRMAN POR PRIMERA VEZ QUE EL MEZCAL SÍ ES UNA BEBIDA PREHISPÁNICA

En los últimos años, sobre el mezcal y el tequila, mucho se hablado de si su origen fue o no prehispánico. Sobre todo sobre si el proceso de destilación a partir del cual se hacen era ya conocido por los habitantes antes de la colonia.

Lo que se conocía con seguridad era que el amdmirabilísimo pulque era enteramente prehispánico, presente como la bebida de los dioses, pero, ¿el mezcal y el tequila?. En la Historia General de las Cosas de la Nueva España, Fray Bernardino de Sahagún narra cómo escuchó entre los españoles el término mezcal, refiriendo que se trataba de un aguardiente fuerte. Sin embargo, jamás se especifica si su nacimiento se hizo clandestinamente y como consecuencia de la Colonia, como se cree ocurrió con el tequila, aplicando las técnicas de destilación de herencia árabe y la tradición indígena.

La pregunta ha sido cabalmente resuelta. Investigadores del UNAM en el 2004 habían encontrado un horno olmeca xicalanca que conservaba restos de maguey sancochado, cerámica y tubos de carrizo y quiote (el corazón seco del agave), presumiblemente utilizados en la destilación del jugo vaporizado.

Luego del hallazgo decidieron investigar más a fondo, en una investigación de 10 años y que ha resultado en el libro El mezcal es una bebida prehispánica por parte de los arqueólogos Jesús Carlos Lazcano Arce y Mari Carmen Serra Puche.

Se encontró que los hornos datan del año 400 a.C., la edad aproximada del alambique prehispánico, aunque otras fuentes presumen la consuma de mezcal en México desde el año 1500 a.C.

En su libro los arqueólogos detallan que previamente el arqueólogo estadounidense Charles Di Peso había advertido que en Chihuahua fueron encontrados hornos cuyo uso había sido aplicado para producir mezcal, aunque a su investigación no se le dio seguimiento alguno.

Este descubrimiento es importantísimo pues desvela que en Mesoamérica los antiguos habitantes conocían ya la refinada destilación, mucho antes, incluso, que los europeos. No nos sorprendamos que investigaciones futuras apunten a que, quizá, el tequila haya sido también de origen prehispánico.

 *Fuente: Fundación UNAM

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *