Pages Navigation Menu

Un pasado posible, un presente probable.

La Conquista de las Filipinas

La Conquista de las Filipinas

 
Completada la conquista de Mexico, y mas o menos pacificado el territorio, y antes de que comenzara la Guerra Chichimeca, se prosiguió con la obsesión de las especias de oriente, los españoles continuaron la exploración en el Océano Pacífico, el camino a las Filipinas fue abierto por el fraile y explorador Andrés de Urdaneta.
 
Una vez establecida una cabeza de playa en las Filipinas (al parecer en la isla de Cebu), lo que siguió fue la conquista de las islas, la expedición se organizó en la Nueva España, reuniendo aventureros, sedientos de oro, muchos cientos ¿miles?, de fieles guerreros Tlaxcaltecas, que seria usados como Infanteria de Marina y un número desconocido de buques.
 
Hay muy poca información a partir de eso, no se conocen las campañas ni las islas, pero si se sabe el resultado, las Islas Filipinas fueron tomadas por la corona española, que las conservó hasta finales del siglo XIX, perdiendolas ante la USN.
 
De esto se infiere que hay descendientes de Tlaxcaltecas en las Filipinas, lo que no he podido confirmar, así como la existencia de poblaciones o lugares con nombres tlaxcaltecas en esa región,
 
Así que es posible, que los guerreros tlaxcaltecas que tomaron Tenochtitlan, están sepultados en una olvidada tumba en las Filipinas,  solo más investigación podrá confirmar esto.
 
COMPLEMENTO:

La primera expedición que se hizo desde la Nueva España, partió del puerto de Navidad de la intendencia de Galicia (hoy Jalisco), en noviembre de 1554. Obedece a un renovado deseo del rey Felipe II por hacerse del mercado de las especias por una posible ruta más corta, ya que hasta ese momento la navegación para llevar estos productos a Europa duraba cerca de 3 años y era de la siguiente manera: de las Filipinas, las Molucas, Guam o cualquier lugar de especiería, se iban navegando al continente asiático y de allí, por cabotaje bordeaban éste continente, luego el africano para después llegar a Europa. Felipe II supone que sería posible abordar esto desde la Nueva España con una menor duración del viaje y el virrey Luis de Velasco arma la expedición con Miguel López de Legazpi como capitán y con Andrés de Urdaneta como almirante dada la experiencia de juventud, cuando al mando de Elcano había visitados esos lugares y había permanecido 3 años prisionero de los portugueses que dominaban la zona. 

Total que llegan a las Filipinas (nombre que les había dado el conquistador español Ruy López de Villalobos en 1542, quien llegó a ellas pero no dejó asentamiento humano alguno) y se queda Miguel López de Legazpi con expedicionarios y manda a su nieto Felipe Salcedo de regreso, comandado nuevamente por Urdaneta en la navegación, quien decide navegar hacia el norte y al tomar los vientos alisios virar al este, y llegan al cabo Mendocino con la fragata San Pedro con una tripulación diezmada y muerta de hambre, pues sólo sobrevivieron 17, de allí bajan al sur, y fondean la bahía de Acapulco el 8 de octubre, habiendo zarpado de Cebú el 1º de junio de 1565. Con esto queda establecida la navegación hacia las Filipinas y continuará por 250 años.

Los tlaxcaltecas contribuyen en la conquista, peleando más bien contra los portugueses pues el carácter diplomático de López de Legazpi hace que los aborígenes lo ayuden a erradicar a los portugueses que los tratan despóticamente. 

 
Las Filipinas es la única población del Asia mayoritariamente católica y el español sigue siendo muy hablado. De hecho en 1571, las 3 familias más poderosas de la isla le dan un terreno a López de Legazpi y allí se funda Manila. 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *